viernes, 17 de marzo de 2017

Mariana Romero-Nieva: No sé si volveré

Plaza Mayor de San Carlos del Valle

No sé si volveré, tierra querida
a mirar tus paredes encaladas.
No sé si volveré por tus veredas
o volveré cruzando tus llanadas.

No sé sí volveré con alegría
o estrujando el pañuelo de mis lágrimas,
volveré con la frente muy serena
o tal vez con la mente atribulada.

Volveré con el cuerpo ya marchito,
o en la gran opulencia de la savia,
si mis pies pisarán por tus caminos,
o tus aires cruzaré con blancas alas.

Yo te pido si no vuelvo, que me busques,
que me llames en las noches solitarias,
que me arranques si me cogen las  sirenas
de los fondos de los mares y sus aguas.

Grítame por los bosques  intrincados,
por las selvas donde el aire tanto brama,
por los prados donde corre el arroyuelo
por los montes donde cantan las cigarras.

Búscame en las espigas del camino
o como a un pajarillo, entre las ramas,
búscame en las arenas del desierto,
o en el centro solitario de la nada.

Echa al aire el rodar de tus molinos,
haz sonar al Quijote con su lanza,
mándame al buen Sancho con tu aviso
y yo iré a comer en tus posadas.

Si al pisar los zarzales de la vida,
ves mis pies que de heridas se desangran,
lávalos con el vino de tu bota
y húndelos en el polvo de tu paja.
Si adivinas que mis ojos han perdido
ese brillo que en tus brazos vislumbrabas,
úngelos con el agua de tus ríos,
de ese  río que se pierde, el Guadiana.

Cógeme, si tú ves que se ha quemado
de mi cuerpo la juventud lozana
llévame al frescor de tus lagunas,
Redondilla, la del Rey o la Batana.

Déjame respirando en esa orilla,
donde crecen los romeros y las dalias,
y soñando, al  perfume de su brisa
volveré a ser feliz, mi tierra amada.


Iglesia del Cristo de San Carlos del Valle





© Mariana Romero-Nieva



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada