viernes, 3 de marzo de 2017

Sol Cerrato Rubio: Río



Esperanza de vida que fluye
entre montañas, bosques y rocas.

Palabras, sueños, y poesías
en tus márgenes.

Hablan los  Amaneceres brillantes.

 El sol saluda 
 con su canción matutina.
 El ruiseñor  escucha.
 Y las Libélulas
 juguetean entre sí.

Responden los Atardeceres románticos.

 Las cabras brincan
 en las laderas.
 Las rocas cambian
 su luz.
Y los pececillos
 se esconden.

Al final la luna,
sonríe invitando al descanso.


Un pedacito de mi corazón
quedo allí.

Vuelvo a reinventarme a mí misma
para regresar a aquel lugar.

Mi alma convertida en ave,
bate sus alas al viento.
Sobrevuela los pinares,
bailando entre las nubes.
Se refresca en las cascadas
y bebe de tus aguas.

¡Dulces aguas!
En busca tal vez del mar,
que tan lejos está de aquí.

Más palabras.
Nuevas esperanzas.
Y siempre la música.

Libros llenos de borrones
para albergar nuevas alegrías.

¡Claras aguas!
Que confluyen juntas
lentamente.

Flujo de vida cambiante,
música refrescante.
Me invade una gran alegría
al escucharte,
tal vez el recuerdo
de los primogénitos sonidos
con sus  misteriosos silencios.




© Sol Cerrato Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada